Lo da todo

Emmanuel 22 agosto, 2011 — 1 comentario

Finalmente, por alguna que otra casualidad, he acabado con un nuevo iMac, desde hace ya casi tres meses. Antes de entrar con el nuevo, decir que no tenía queja con ese iMac, Core 2 Duo, el primero de aluminio, mi primer Mac, al que siempre le tendré mucho cariño (aunque algunos le parezca mentira). Vamos con lo nuevo. La verdad es que, personalmente yo creo que Apple dio dos saltos en adelante cuando renovo los iMac en mayo. Todos con un todopoderoso Quad Core, algo que no ha pasado por ejemplo con los MacBook Pro y Mac Mini. Todos con hasta 16Gb de RAM. Todos con tarjetas gráficas dedicadas, y más que decentes. Resumiendo, creo que el iMac es el mejor, y sino, unos de los mejores productos en términos de precio/calidad que tiene Apple. El más mimado de la familia Mac en toda la historia Apple pienso. Pero aparte de potencia bruta, este iMac tiene picante.

La cámara Facetime en HD, está bien, se agradece; al igual que la ranura para las SD que ya incorporó en generaciones anteriores, cómo tener algún que otro puerto USB. El cuerpo unibody de aluminio, yo que vengo del primer iMac aluminio, que la trasera era de plástico, se nota, aparte de darle estilo. Pero sin duda me quedo con una cosa, con extra picante: el sensor de luz ambiente que autorregula el brillo. Algo que ya apareció previamente en la renovación de los MacBook Pro’s, con estás pantallas LED, que tienen un potente brillo, y las que vendrán; ya no es que lo note, es que lo pondría cómo característica estrella, funciona perfecto. Quizás lo único así que aún…, pero por una cuestión de que aún no es el momento para el público en general, es el tema SSD. Sin duda pienso que los iMac en próximas generaciones serán ls primeros en tener SSD de base, primero quizás los de 27, para acabar teniéndolos de base en toda la gama. Lo que está claro es que, el próximo gran factor diferenciador en un ordenador, en un Mac, será tener o no tener SSD (no creo descubrir nada :P).

Con este poderío de hardware el software va deliciosamente bien. Pudiendo tener hasta 16GB de RAM (ahora mismo tengo 12) y con el Quad, la verdad es que amplías de forma significativa la vida del equipo, y más ahora, época de aprovechamiento de recursos existentes. Cómo siempre, se testeo el iMac más poderoso de esta generación, con SSD incluído, y todo metido, el resultado: el Mac más poderoso y veloz hasta la fecha, una auténtica máquina de matar, entre otras cosas, al Mac Pro.

Hay alguna cosilla que me dejo de comentar, cómo por ejemplo el puerto Thunderbolt, qué no he podido probar, pero considero un extra más que también amplía en cierta manera la vida de este equipo. Por último, sí, tengo el Magic Trackpad, me he decantado por él en exclusiva y estoy encantado, pese a que se devora las pilas más rápido que Hamilton a los rivales 😛 (ahora con todo inalámbrico, el teclado es un tanque, no consume nada de pila).

Cómo dice Apple: el todo-en-uno definitivo. Lo da todo.

Emmanuel

Artículos Twitter Facebook

Me encanta averiguar y aprender. Me apasionan los deportes, en especial la F1. Me encanta la tecnología, en especial la de Apple. Vivo en un lugar estupendo, Galicia; y según dicen soy realizador-montador.
  • angelneo107

    La verdad es que es una caña de ordenador.
    Aunque yo soy de los que desactivan lo del control automático de brillo, porque me gusta que en todo aparato siempre esté a tope y cuando quiero que baje la intensidad, no me gusta que baje demasiado.
    Espero que este iMac te dure muchos años y lo disfrutes sin problemas